:::: MENU ::::

Tipos de instalaciones minieólicas

Existen dos tipos de instalaciones generales para utilizar la energía eléctrica generada a partir de los aerogeneradores de baja potencia: instalaciones aisladas e instalaciones conectadas a la red eléctrica.

Instalaciones aisladas de la red eléctrica

Las pequeñas turbinas eólicas pueden suponer una fuente de energía económica para lugares aislados. La aplicación más común de estos sistemas aislados es la de proveer de electricidad a viviendas rurales, para la cual existen diferentes configuraciones.

esquema de un sistema eólico individual

Sistemas individuales

Generalmente, cuentan con un aerogenerador de baja potencia, baterías para almacenar la energía generada y un regulador que se encarga de controlar la carga y descarga de las baterías. Según el tipo de aplicación, puede incluirse un inversor para transformar la electricidad de corriente continua en alterna.

Sistemas centralizados

Si las viviendas a las que se ha de suministrar electricidad se encuentran relativamente cerca, la mejor opción puede ser un sistema eólico centralizado, ya que debido a la concentración de equipos y energía, este sistema ofrece ventajas técnicas y económicas. La electricidad es producida, almacenada y transformada en un sistema central y luego se distribuye a cada una de las viviendas o lugares que demanden la energía. Generalmente, este tipo de sistemas suele contar con más de una fuente de generación, para asegurar la confiabilidad del sistema.

Sistemas híbridos

Las pequeños generadores eólicos brindan una solución eficaz para la electrificación rural, pero en muchos casos la fluctuación del viento hace imposible obtener una producción de electricidad de manera constante. Por esta razón, con frecuencia se usa una turbina eólica en combinación con alguna otra fuente de generación, como pueden ser paneles fotovoltaicos o un generador eléctrico a base de combustible fósil. Este tipo de sistemas híbridos tienen la ventaja de brindar mayor seguridad en comparación con los sistemas individuales.

Instalaciones conectadas a la red eléctrica

En caso de existir una red eléctrica próxima al emplazamiento de la instalación y si la legislación del sector lo permite, existe la oportunidad de suministrar energía a la red mediante pequeños sistemas eólicos. De esta forma, si el sistema produce energía en exceso, el excedente es entregado a la red eléctrica y, a su vez, si se produce menos energía de la necesaria, se toma ésta de la red.
Por otra parte, también es posible destinar íntegramente la energía generada a la venta.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.más información

Top