:::: MENU ::::

Leña

La leña es la madera que se utiliza como combustible en estufas, chimeneas o cocinas. Se extrae directamente de los árboles, por lo que es una de las formas más primitivas de biomasa.

La leña es la principal fuente de energía para la mayor parte de la humanidad, por encima del petróleo o de cualquier otro combustible. No obstante, para considerar la leña una fuente de energía renovable y respetuosa con el medio ambiente, se supone que debe replantarse cada árbol que se tale para hacer leña. De esta forma la nueva planta absorbe el carbono que se lanza al quemar la anterior y se asegura leña para el futuro.

leña de encina

Tipos de leña

Antes de hacer cualquier otra consideración, hay que decir que para hacer un buen fuego la leña debe estar bien seca. Para ello lo mejor es que se haya secado troceada durante un año. No en vano, debe aclararse que la leña seca puede tener aproximadamente el doble de poder calorífico que la leña verde.

En cuanto al tipo de la leña, se podrían dibujar dos grandes grupos: la leña dura y la blanda. Sin entrar en mayores consideraciones, la leña dura es mejor que la blanda, ya que tienen mayor poder calorífico. Por ejemplo, la encina, el haya, el olivo, el roble… son leñas de buena calidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.más información

Top